Periodoncia

Limpieza, curetaje e injerto

Limpieza dental o profilaxis

Consiste en la eliminación del sarro adherido al diente situado visiblemente por encima de la encía o incluso 3 mm subgingival. Es de vital importancia llevar a cabo un mantenimiento de la higiene de los pacientes por lo menos una vez al año para prevenir la enfermedad periodontal, ya sea Gingivitis o Periodontitis.

Diferencia entre
Gingivitis y Periodontitis

La Gingivitis es el origen de la enfermedad periodontal. Consiste básicamente en la inflamación de las encías como respuesta al cálculo presente en la boca. Es un proceso que no implica una destrucción de hueso. En caso de que ocurriera, estaríamos ante la Periodontitis. Esta destrucción ósea suele ser irreversible, de ahí la importancia de prevenir la formación de cálculo y de llevar a cabo de forma periódica una revisión bucal.

Beneficios

Elimina placa bacteriana
Elimina sarro acumulado
Previene caries
Evita halitosis
Previene gingivitis y periodontitis
Refuerza el esmalte
Devuelve blancura

Raspaje y alisado radicular o curetaje

Cuando el cálculo se sitúa por debajo de las encías, puede iniciarse un proceso de destrucción de hueso dando lugar a la formación de una bolsa periodontal. Es en ese momento cuando es necesario llevar a cabo un raspaje y alisado de la raíz del diente para eliminar el sarro y pulir la superficie del diente, con el objetivo de parar la destrucción progresiva de hueso y promover la formación de un epitelio largo de unión que elimine la bolsa formada.

Cirugia Mucogingival

Injerto de encía

Un injerto de encía consiste en el aumento de los tejidos periodontales alrededor del diente mediante la obtención de tejido sano de una parte donante, generalmente del paladar o de la zona de la tuberosidad (donde está la muela del juicio) para después ser colocada en la zona receptora donde se pretende lograr un aumento de cantidad y de volumen periodontal.

Flores Clínica dental

© Copyright. All Rights Reserved.